...dos sensaciones...

Cada mañana, entrecierro los ojos mientras el fuerte contraviento golpea mis párpados, habla el aire y huyo de la carretera por la que circulo en nubes de pensamientos. Uno tras otro, de uno a otro y... vuelta a empezar. Llego. Podría escribir el verso imposible y dejarlo plasmado. Y así intentar repetir lo que no conseguí el día anterior. Pero él es libre. El verso imposible no tiene letra. O sí. La que golpea las líneas de un pentagrama emitiendo la sinfonía indescriptible. Conjunción de verso  y sinfonía. Música. Voz introspecta. Compañera. Sonrío. El hecho casual de antaño ha pasado a convertirse en Sofía de vida. Sofia. Bonito nombre para la linda dama. Forjada a hierro en un hormigonado pilar de valores, mi lazo a la vuelta.

Hoy llovía. Como ayer.  Esperaba sentado en el coche. Escuchaba la radio. Voces amigas. ¿Qué esperaba? Creo que a otra gota caer sobre el suelo firme de terrazo. Llovía. Yo esperaba. No había prisa. Con la situación controlada empiezo a sentirme más agusto. No suelo tener nunca nada controlado, debería. ¿Debería? Es posible. Todo mis sentidos se agudizaban en el golpe de cada gota de lluvia. Hoy llovía. Hacía tiempo que no inspiraba aire puro, oxígeno. Hoy volví a encontrar la magia contenida en la lluvia.

6 comentarios:

Niña mala dijo...

esto quiere decir que has vuelto,no?

perezosa dijo...

Ey!!! que guay que hayas vuelto a escribir :)

Someone exactly like you. dijo...

Y otra gota suicida estrellándose contra el cristal....


¿Esto es un "hola otra vez"?:)

CeRkadELmAr dijo...

...no quería escribir, ¡pero lo necesitaba! Sana debilidad, pero en definitiva... debilidad. Días extraños por aquí. Bastante extraños. Hola mundo! Se os echaba de menos!

MâKtü[b] dijo...

se puede encontrar tanta magia en una gota de agua...

gracias x volver ;)

n., dijo...

Cuando llueve hay que mojarse, regla de Samurai.

Genial que hayas vuelto.