Anclado a las brasas

Hoy tengo un nombre,
me apodaron desorden,
me acostaron sobre un lecho de clavos
y me metieron en un saco.

Hoy soy un torpe,
o más bien un despistado,
puede que sea un duende,
puede que sea el pasado.

Te vi entre almohadas mojadas,
te descubrí cada mañana,
te desvestí de primeras...
para verte de cerca.

"SI TE HE VISTO NO ME ACUERDO,
SI TE DESVISTO NO TE OLVIDARÉ EN LA VIDA."

No me manches la ropa al pasar,
no me jodas el tejido.
Suavicemos los sentidos.
Trafiquemos con los sueños.

De nuevo.

1 comentario:

Tulipanes Amarillos dijo...

me gusta,me gustaaa...como casi todo lo que escribes cerka del mar...siempre te pasa eso...SI TE HE VISTO NO ME ACUERDO SI Te DESVISTO NO TE OLVIDARÉ EN LA VIDA??
es lo que más me ha llamado la atención...xDD

un besinnn