Tristura de trovador



Que yo escribo para ti,
en un sólo acto de fe.
Que no hay nada más bonito
que creer en tu querer.

Que sólo soñar tu piel
si no hay cuerpo me desvelo,
un fantasma de escenario,
siempre errante sin consuelo.

Trovador de mil mentiras,
un juglar que nunca olvida
los mil versos nunca escritos,
las mil caras conocidas.

Canto loco siempre a solas,
escribo siempre a escondidas,
pinto la vida a golpes
ahondando en mis heridas.

Rio abajo q es lo fácil,
a favor de la corriente, 
me abandoné a mi suerte
hasta un mar de tempestades.

En la vorágine de las olas,
roto el rumbo y sin timón,
quisiera brindar ahora
por este pobre corazón.

2 comentarios:

mndotrapo dijo...

eyyyyy!!!sigue con esto,y escribe k tu eres el de las palabras!!!!no hay palabras para describir "un buen año"!!!!!me alegro de k lo tengas tú!!!:):)

Martín G. Ramis dijo...

yo también me alegro de haber leído tu blog.