...entre armónicas y desenchufados...

En el camino... poco a poco, sin miedo, poco a poco. El eterno perdido en si mismo, sólo quería un lugar para ser feliz, pobre alma errante que no imagina la verdad de su contraria. Pobre loco que se cree único en el mundo... tan cansado... tan cansado... hoy es Bob Dylan quien toca la armónica de sus letras, quien armoniza sus pensamientos, hoy es él, por eso sólo encuentra interrogantes y soledad. Tan sólo que ni yo lo acompaño. Hoy, el triste caballero cabalga al trote, no hay nada que hacer más, sólo dejar volar la imaginación. De las nubes de plomo llueven balas esféricas, el refugio queda lejos, el pobre caballero muestra indiferencia entre intentar socorrerse o dejarse tirotear, se ha abandonado a sí mismo presa de sus fantasías de animados sentimientos. Las colinas escupen botones amarillos, antes soles, en éste mundo desfigurado el pobre caballero no acierta la silueta del oasis, pero está en él. Atrapado entre malezas de telas recubre su cuerpo de locos sabores. Almo de narcóticos trazos, tintes a derrota, sabor a venganza. 
Guerra al corazón.

2 comentarios:

MâKtü[b] dijo...

quizas la mayoria de los caballeros eran asi, ya se sabe, solo nos mostraban al "principe azul", pero conforme vamos creciendo, ese principe se nos destiñe. Tu caballero acaba de desafiar una guerra, no ha hecho ams que comenzar con algo que no sabemos como acabara...

gracias, creo k me as ayudado un poko...

Mery dijo...

me gusta lo que escribes :)
y sí, cada uno somos de la manera que queremos ser.

la música la he puesto de la página http://www.myflashfetish.com/

un besito :**