El Caballero de la Triste Figura y la Coraza de Hielo.

No se dio cuenta, pero cada vez se acercaba más a aquella luz, brillante luminosa, cálida como refugio. El caballero de la triste figura, hipnotizado por el hecho cierto, disminuía la distancia que había entre los dos hechos, el hecho de la luz, y el hecho de su ceguera.. y se acercaba cada vez más, cada vez más. Sin darse cuenta, a unos pocos pasos de distancia, notó que algo le quemaba como sólo quema el hierro candente sobre la piel desnuda. "¡Mi coraza!" Exclamó dirigiendo sus pupilas a su propio pecho. Su coraza... la última que aún era suya, y de la que no se podía desprender. Coraza de hielo cristalino, limpio, que protegía su siempre maltrecho corazón resquebrajado. Coraza de hielo... para su corazón maltrecho. Quemaba la luz y el hielo derretía. Sus tejidos notaban la temperatura y bloqueaban su cuerpo haciéndole imposible el avanzar. "¡Mi corazón!" Se dijo sin palabras. Y apesadumbrado ante la situación, clavado ante sí mismo, se dijo que dar la vuelta, no sería una mala opción. Lástima que no siempre hace lo que se dice, y ahí quedo, de rodillas, de nuevo derrumbado, y con el corazón pidiéndole a gritos... que lo rescatase de ese charco en que había convertido su querer.

11 comentarios:

mndotrapo dijo...

CABALLERO DE LA TRISTE FUGURA, NO DES LA VUELTA!
creo que cerca del bosque de donde estas, hay una vieja casa donde vive un artesano, que sabe algo de corazones destrozados,espero que se pueda coser!!

pdt:
¿¿¿y que es el querer???
el querer es como una higuera, que cuando quiere me da higos o cuando quiere a mi me da brevas.

Anónimo dijo...

sabes donde estoy ahora mismo... así que leer esto... jajajajaja
jajajaja
ajajajajaja
me parto jajajajajaja
ajajaja


qué grande eres!

PD. Voy a ver si le indico al CTF cómo ir hasta allí, parece que se le ha olvidado todo cuanto enseñaba

Anónimo dijo...

cerkadelmar

aLba dijo...

tenemos que aprender a crearnos un corazon mas capaz de las cosas ,
de no dejarse romper ni acorbardar por nada

Anónimo dijo...

fíjate si es capaz el corazón de todo... que se retuerce, se pisotea, se rompe, se hace añicos, se desintegra... luego, con permiso del tiempo, NACE DE NUEVO, y brilla, y desea, y se agranda... ama.

XyTö_^^ dijo...

los corazones se rompen facilmente, tb se reconstruyen al tiempo y vuelven a amar, el corazon manda y nosotros no podemos hacer nada!

un abrazo

Monica Binsou dijo...

ey!no tengo autoridad para repartir felicitaciones que enorgullezcan a quien sabe quien , pero me urge la necesidad pesonal de decirte que fue un placer leer este cuento, que poco tiene de fantasia,me sono particularmente muy familiar...escribes muy lindo!

estare visitandote desde las orillas de tu mar...
un beso.

una pasajera + dijo...

me encanta!
se que da para comentar mucho, pero es que hoy estoy en mi submundo... si eso, mañana...

va un beso

Anónimo dijo...

El corazón tiene razones que no entiende la razón.

MâKtü[b] dijo...

ohhhhh, el caballero se ha enamorado...

CeRkadELmAr dijo...

ooOOHOHohohoHOH! se ha enamorado el caballero! ^^ jajaja