...daño...


Del olvido de lo fácil que lo hago para ti, necesitas que yo esté siempre encima. Y no puedo aguantar más la carga que supone que le des la espalda a mi vida. Ilumino callejones tan oscuros que asombrarían hasta al más habitual ave nocturna. Y es que no puedo seguir aguantando, tanta carga, mientras solo ando... Tu te disparas y me aciertas en el alma, la virtud de conocer el punto débil, tu.... pisoteas mis entrañas, tu no sabes que quieres de mi, y por eso me atentas continuamente como una terrorista explotando mi mente. Seguí el camino del hombre recto intentando no salirme de la línea que marcaste y aún así me golpeas... sin que yo sepa de donde viene el gancho. Ya me he cansado de ti. Has hecho que me fatigue hasta el punto de no quererme ni a mi mismo. Hoy soy muro. Espero que sólo contigo. Ahora soy piedra, puede que no preciosa, pero si un canto rodado. Una piedra de río pulida por el desgaste de las torrenciales aguas y el camino interminable del caer desde la cima de la montaña hasta la ribera frente al mar.

6 comentarios:

Someone exactly like you. dijo...

Me recordo terriblemente a esto:

http://goear.com/listen.php?v=5a6cfd1

n., dijo...

Muy lindo, Cerkadelmar.

una pasajera + dijo...

Si ya estás el la ribera, es momento de descansar, ya estás cerca del mar...y ese eres tú ¿no?
Malas corrientes nos arrastraron, dejémoslas pasar.
Un beso

corazondemelon dijo...

si te has cansado gira en otra direccion

Mery dijo...

la virtud de conocer el punto débil*


:) un beso

MâKtü[b] dijo...

¿xq tienes que ser tu la piedra desgastada y ella la piedra preciosa?
¿xq nos creemos siempre culpables a cada acto que transcurre en nuestra vida?